Tel: 622461914 | Formulario de contacto

Plegabike - Bicis de Carga

Para practicar el cicloturismo

Ya hace varios años que empezamos a practicar el cicloturismo. Nuestras primeras rutas fueron por Cataluña, o atravesar los Pirineos del Atlántico al Mediterráneo, o recorrer los Highlands Escoceses. La sensación del libertad que nos hicieron sentir aquellas escapadas, han hecho que no hayamos parado de pedalear por todas partes desde entonces.

Cuando empezamos, adaptamos nuestras bicicletas de montaña con un portabultos y unas alforjas económicas para llevar un montón de cosas que entonces vimos que en realidad no eran necesarias. La experiencia de todos estos años ha hecho que vayamos aprendiendo que coger, que no es necesario, cuál accesorio es imprescindible y de qué se puede prescindir. También hemos aprendido a ver qué diferencia hay entre una alforja económica y una de cara, y qué bicicleta es mucho mejor y cuál mejor que se quede en casa.

Aquí sólo queremos hacer un repaso básico de los elementos más importantes a tener en cuenta a la hora de empezar a practicar el cicloturismo, así como cuales son los requerimientos importantes que deberían cumplir los diferentes elementos para que no sean un inconveniente durante el viaje. Si tienes preguntas, no dudes en consultarnos.

Cicloturismo PlegabikeCicloturismo Plegabike TándemsCicloturismo Plegabike ReclinadasLa bicicleta: Para hacer cicloturismo, está claro que la mejor opción es usar una bicicleta diseñada y pensada para tal fin. A nivel de geometría, componentes o materiales utilizados, son bicicletas que no tienen nada que ver con las bicicletas de carretera o de montaña que estamos acostumbrados a ver. Son bicicletas que permiten una conducción no muy deportiva y suficientemente cómoda para hacer muchos kilómetros. El centro de gravedad es interesante que sea bajo para poder llevar mejor la carga. Aunque hay mucha gente que usa ruedas de 700, recomendamos ruedas de 26" porque es una medida mucho más estándar en la mayoría de países del mundo, y por consiguiente los repuestos son más fáciles de encontrar. Habitualmente no llevan suspensión para evitar averías y peso, y a nivel de frenos es habitual que lleven frenos V-Brake o Magura hidráulicos también de llanta (no de disco). El manillar suele ser tipo mariposa o de carretera, que permiten diferentes posiciones a lo largo del día, pudiendo así descansar de una posición en concreto. Están preparadas para llevar portaequipajes frontal y posterior. El cuadro suele ser de acero, para que sea relativamente sencillo soldar en caso de rotura estés dónde estés. A nivel de desviador, lo más recomendable es el caro pero inigualable hasta el momento, Rohloff, un desviador interno de 14 velocidades, robusto y duradero, otros llevan el Shimano Alfine de 11 velocidades, aunque quizás se queda un poco corto, al menos con un solo plato, y entonces ya hay las opciones tradicionales de 3 platos y 8 o 9 piñones. Las velocidades deben estar pensadas para que haya velocidades que permitan subir desniveles con mucho peso, lo que hace que a nivel de dientes sean diferentes que los de las bicis de montaña o carretera. Una cosa importante, pero ya 100% subjetiva, es el sillín. Este debe ser cómodo para el ciclista y permitir hacer muchos y muchos kilómetros sin que llegue a hacer daño. Recomendamos muchas veces, los Brooks, con modelos espléndidos como el B17, o los Duopower o incluso los Selle-Anatomica. A nivel de cubiertas, ya depende mucho de la ruta escogida, es decir, si sólo hay carretera, o sólo montaña o bien es terreno mixto. Schwalbe, fabricante con el que más trabajamos, tiene cubiertas adaptadas a cada necesidad. Con todo ello, es interesante saber que hay muchos fabricantes que te hacen la bici a medida, tanto a nivel de cuadro, como a nivel de componentes. Es esta seguramente la manera de tener la mejor bicicleta y más adaptada a tus necesidades.

Como bicicletas para practicar cicloturismo, también hay otras opciones muy interesantes a tener en cuenta a parte de la clásica bicicleta que hemos comentado. Por un lado los tándems, tanto normales como reclinados como el Hase Pino. Estos permiten pedalear con niños por ejemplo, o de una manera mucho más social. Ir con tándem permite poder hablar mucho más a menudo, si uno está cansado no se queda atrás y se desanima, arrancar suele ser más rápido y si los dos pedalean bien suelen ir más rápido ya que hay menos resistencia al aire por dos motores. Es importante que el de atrás no esté muy pegado al de delante para tener así más aire y visibilidad. Otra opción son las bicicletas plegables preparadas para hacer cicloturismo. Son una buena opción si se viaja en avión por ejemplo, pues son más fáciles de transportar dentro de una maleta. Fabricantes interesantes son Dahon, Tern, Bike Friday, Moluton, Bernds y Airnimal. Y como última opción y muy interesante también, son las bicicletas o trikes reclinados preparados para hacer cicloturismo. Una afirmación que a menudo hacen los que las usan es que cuando acaban la jornada, sólo los duelen las piernas por haber estado todo el día pedaleando, pero que ni el culo ni la espalda ni los brazos los notan cargados. Son otro concepto ciertamente muy atractivo y cada vez más común de ver cuando haces cicloturismo por centro Europa.



Plegabike PortabultosLos portabultos: Resistentes y robustos; éstas serían quizá las características más importantes. Luego seguramente también es importante el peso, aunque esto va en contra de las otras características. Seguramente los que tienen más nombre son los Tubus, con varios modelos y con capacidad de hasta 40 kilos de carga en algunos de ellos. Los hay posteriores y de delanteros. Habitualmente siempre se piensa en los posteriores y luego en los casos donde ya se ve que no cabe toda la carga, se pasa a los delanteros. Los entendidos comentan que el procedimiento debería ser ir llenando siempre ya pensando en que se llevarán alforjas delante y detrás, para equilibrar el peso de la bicicleta y no concentrarlo sólo detrás. Incluso hay puristas que prefieren llevar sólo el peso delante, en lugar de detrás. Cierto es sin embargo, que el peso delantero, hace que la conducción sea más costosa y pesada.



Remolque BOB YAK
Los remolques
: Son unos buenos aliados para llevar seguramente más carga y de una manera más cómoda, aunque la carga es la carga y siempre cuesta de llevar. Hay casos en que son casi imprescindibles, como en largos viajes en tándem por ejemplo. Una ventaja que tienen es que una vez los separas de la bici, ésta queda al instante libre de cargas. De remolques hay de carga, con una rueda (mejores para montaña) o con dos (más estables en carretera), y para llevar niños, con dos ruedas y para uno o dos niños. El remolque es la base y entonces encima se suele poner una bolsa estanca e impermeable para llevar el equipaje seco, limpio de polvo y seguro.


Plegabike Alforjas
Las alforjas:
Robustas, impermeables (o al 100% o en parte), fáciles de quitar y poner de la bici y buena sujeción en el portabultos. Premisas imprescindibles para cualquier alforja que tenga que hacer muchos kilómetros. Alforjas que se sujetan con velcros o con cintas con cierre no suelen quedar muy estables y menos si el recorrido no es 100% asfalto; eso si, son las más económicas. Por una parte hay alforjas fabricadas con materiales repelentes al agua como la Cordura, que luego suelen llevar unas coberturas impermeables para cuando llueve mucho, y por otra parte hay alforjas 100% impermeables e incluso sumergibles. Las más utilizadas suelen ser las segundas, pero tienen el inconveniente de que al ser tan estancas se debe vigilar en no poner cosas húmedas dentro. Hay alforjas de estas que llevan algún bolsillo exterior no impermeable para evitar este inconveniente. Los fabricantes que acostumbramos a recomendar son Ortlieb o Klickfix. Alforjas de alta calidad son las Arkel canadienses, que tienen como modelo referencia un modelo de cordura con un compartimento interior impermeable, que permite llevar cosas 100% impermeabilizadas y otros que no, en función de cada necesidad y requerimiento. Quien las usa, termina siendo fan de ellas. Como complemento a las alforjas, hay bolsas estancas que se ponen sobre las alforjas o dentro del remolque y permiten llevar más equipaje totalmente protegido. Otro tipo de bolsa también muy útil es la de manillar, que permite llevar las cosas importantes a mano y quitar y poner es cosa de un momento, en caso que tengas que ir a comprar o a comer o a pasear.

El material: Ligero, plegable, pequeño, cómodo, robusto. Todo lo que llevemos lo tenemos que transportar con la bici y ocupa lugar y pesa, por lo tanto es importante que tengamos estos puntos siempre presentes a la hora de escoger el material que nos llevaremos. Y esto incluye cualquier cosa, desde la tienda, la colchoneta y el saco de dormir, los componentes del neceser y el botiquín, pasando por los platos, los cubiertos y el hornillo. Para saber qué aconsejan otros viajeros a nivel de ropa y material a llevar, podéis encontrar fácilmente por Internet muchas listas de lo que la gente suele llevar en las alforjas.

Componentes interesantes: Guardabarros, luces y patas de cabra. Parece que no pero para hacer cicloturismo estos tres componentes de la bicicleta son muy importantes. Los guardabarros evitan en gran medida, mojarte o ensuciarte de barro tanto tú como tu equipaje; cosa que es muy de agradecer si tienes que pedalear varios días seguidos. En caso de circulación nocturna o por túneles, las luces son imprescindibles. Puedes o bien llevarlos tipo LED con pilas, o bien la mejor solución que es llevar una dinamo incorporada al buje delantero de la rueda. Siempre que lo necesites, tendrás luz y al ser energía generada por dinamo, no necesitas pilas. Los bujes con dinamo, también permiten acoplar dispositivos que almacenan energía mientras pedaleas, y que entonces puedes utilizar para recargar el móvil, el GPS o la tableta (también es cierto que actualmente hay generadores muy pequeños con placas solares que te permiten lo mismo). Las patas de cabra, que deben ser bastante resistentes, deben permitir aguantar la bici derecha en cualquier lugar, con las alforjas cargadas. No siempre estacionarás donde hay una pared, un árbol o una valla, y es muy cómodo y práctico no tener que dejar la bici tirada en el suelo.

Las herramientas: Hay de muy imprescindibles, y otras que quizás no tanto, pero nosotros intentamos llevarlas siempre todas encima. Juego de llaves Allen, juego de llaves fijas, llave para poner y quitar los pedales del 15, cinta americana, bomba de hinchar, cámara de repuesto, parches para reparar pinchazos, desmontables para las cubiertas, tenazas, bridas de plástico, alambre, cables de freno y desviador, destornilladores plano y de estrella, aceite para la cadena, un pañito, tornillos de diferentes tamaños, navaja y herramienta para reparar la cadena. Depende del tipo de viaje, radios y un neumático de repuesto también puede ser interesante llevar y más si no es de medidas estándares. Es interesante tener a mano una multiherramienta y los parches por ejemplo, para reparaciones rápidas de campo, y llevar el resto guardado en una alforja por ejemplo.